Primer ministro paquistaní pide que se respeten las "sensibilidades" de su país