El Príncipe Felipe anima a avanzar hacia el reconocimiento del Estado palestino