El Príncipe, con su sueldo, tardaría 135 años en pagar su casa