Los príncipes de Asturias recibidos en Canarias con banderas republicanas