Prometen sus cargos ante el rey