Puigdemont sigue en Bruselas mientras los exconsellers declaran en la Audiencia Nacional