Puigdemont insiste en dirigir una República desde Bruselas