Puigdemont espera en Bruselas la orden de detención