Queman fotos del rey en Barcelona antes de que el Parlament vote su reprobación