Rajoy advierte de que "lo que ha costado tanto no se puede diluir como un azucarillo"