Mas y Rajoy se ven las caras en Barcelona tras un nuevo desencuentro