Rajoy cree que ya es hora de "iniciar una nueva etapa de convivencia" en Cataluña