Rajoy no se muestra expectante ante lo que diga Bruselas