Rajoy niega que España sea “un país sumido en la corrupción”