Rajoy elude polemizar por su visita a Melilla, que califica como "normal"