Rajoy, satisfecho con reservas