Rajoy seguirá empeñado en hablar de recuperación sin distraerse por nada más