Rajoy sale sonriente del restaurante donde pasó 7 horas durante el debate de la moción