Rajoy llama a la unidad tras la consecuencia de las frivolidades de Zapatero