Aznar y Esperanza Aguirre reclaman un proceso nacional de "regeneración" política