El Rey apunta la "voluntad de permanencia" de las empresas españolas en Argentina