El rey, en guayabera por la Habana Vieja en la primera jornada de la histórica visita de Estado