Ricardo Costa admite que el PP se financiaba con dinero negro