Barberá, mantiene su ironía ante la prensa