Rivera define a Villacís y Aguado como "profesionales como la copa de un pino" que "no vienen a calentar la silla"