Paulino Rivero apela a no fiarse ni de Repsol y ni del Gobierno