Roca utiliza al caso de Mari Luz Cortés en su alegato final