Rubalcaba asegura que "lo peor" de la crisis está todavía por llegar para muchos colectivos