Rubalcaba compara la trama de espionaje con "Mortadelo y Filemón"