Rubalcaba: "Habrá consecuencias"