Rubalcaba recaba 58 avales, y Chacón opta por recoger el mínimo exigido