Rubalcaba ve lógico el desgaste del PSOE por la crisis