Rubalcaba reconoce que los terroristas han tenido tiempo para huir de la isla