El show de Rufián en el Congreso: Cambia la impresora por las esposas