Rufián lleva la campaña de ERC a la prisión de Lledoners