Saénz de Santamaría: "No le veo ningún erotismo al poder"