Salgado asegura que las rebajas fiscales crearán empleo y no alteran el déficit