El PP le ruega a Sánchez que no acabe como Zapatero y el presidente les acusa de jugar a confrontar territorios