Sánchez reivindica el "orgullo" de los logros socialistas e ignora a Podemos