El exconseller de Empresa Santi Vila ha abandonado la prisión de Estremera a primera hora de esta tarde. Vila, que ha asegurado que todos se encuentran "bien y serenos", se ha mostrado muy afectado y ha reconocido que es una situación "desoladora". "Estar privado de libertad es una situación muy extrema", ha añadido. Asimismo ha pedido a los partidos políticos y a las grandes autoridades del Estado que intercedan y pongan fin a esta situación "terrible".