Sarkozy pide al Gobierno que pase las vacaciones en Francia para evitar polémicas