"Sinde no tiene por qué dimitir"