El sindicato Manos Limpias presenta una querella criminal contra el pequeño Nicolás