“No es lo mismo destruir empleo a ritmo de medio millón que crearlo”