Sortu cree que la petición de cárcel de Arraiz refleja que "se sigue amenazando a militantes políticos por su actividad"