Sortu alega ante el Tribunal Supremo su rechazo a la violencia incluso si hubiera atentados