Sortu dice que la marcha fue "un ejercicio de judo" que hizo "morder el polvo" a Madrid