Sube la confianza en la mejora de la economía aunque se mantiene el pesimismo