El Supremo, sobre Sortu