El Supremo critica la “falta de compromiso” de la justicia belga